El artículo 48 del Reglamento de Seguridad Privada estable la normativa que regula el procedimiento a seguir por las empresas de seguridad para la verificación de alarmas, estas pueden utilizar alguno o varios de los procedimientos que estable dicho reglamento, una vez que la verificación de alarmas se haya producido y se establezca que se ha producido una alarma real se procederá a comunicárselo a las fuerzas de seguridad del estado, veamos cuales son estos procedimientos para la confirmación de los saltos de alarmas.

Procedimiento para la verificación de alarmas

El primer punto que trata el artículo 48 del Reglamento de Seguridad Privada es sobre el número de operadores que debe de tener una Central Receptora de Alarmas, este número tiene que ser adecuado y proporcional al número de abonados que tiene, como norma lo único que indica que el reglamento es que debe de ser un número de operadores mayor que dos en todo momento, este parámetro en si solo afecta a las empresas pequeñas de seguridad pues todas las grandes empresas de alarmas tienen más de dos operadores en su central de alarmas.

El punto que puede resultar problemático y donde se encuentran muchas diferencias entre el servicio de una empresa a la hora de la verificación de alarmas es en el apartado que dice “adecuado y proporcional”, muchas empresas de las más conocidas ven sus centrales de alarmas desbordadas por la gran cantidad de abonados que tienen a sus servicios, por desgracia en muchas ocasiones con algunas empresas de alarmas los tiempos de respuestas no son los adecuados precisamente por la gran cantidad de abonados a los que tiene que atender.

verificacion de alarmas

El primer método para la verificación de alarmas es la verificación secuencial, para que un salto con este tipo de procedimiento de verificación se considere real han de activarse de forma sucesiva tres o más señales procedentes de distintos sensores en un intervalo de tiempo que nunca debe de superar los treinta minutos. Este plazo de tiempo tiene como limite los treinta minutos pero dependerá de la distribución arquitectónica del edificio.

Si durante el salto de alarma se detectar un corte de linea o una alarma tamper no sera necesaria la activación de los tres detectores para confirmar la verificación de la alarma, esta detección del corte de linea o de la alarma tamper confirmara que se trata de un salto de alarma real y no sera necesaria la activación secuencial de tres detectores distintos para confirmar la alarma.

Este tipo de verificación secuencial puede tener un apoyo en la captación de audio, es decir, cuando se activa un detector secuencia se procede a la captación del audio que se produce en la instalación de esta forma se puede realizar la verificación de alarmas de forma mucho más efectiva.

Según la normativa actual es necesario que se almacene un mínimo de 10 segundos de audio previo al salto de alarma que pueden ser requeridos por la empresa de seguridad en cualquier momento, una vez que se produce el salto de alarma la recepción de audio se hará de forma continua hasta que se cancele el salto de alarma.

La captación de audio de la instalación no es posible sin que se haya producido un salto de alarma previo, exceptuando los momentos de las tareas de mantenimiento del sistema de seguridad o si se cuenta con el consentimiento previo del abonado por las características especiales de la instalación.

Verificación de alarmas mediante vídeo, este tipo de verificación es la más moderna que existe hoy en día y es la que ofrece la empresa de alarmas TYCO, en este tipo de verificación el subsistema de vídeo ha de ser activado por medio de un detector de intrusión o de un vídeo sensor, es muy importante recordar que la cobertura de vídeo debe ser igual a la del detector o detectores asociados.

La verificación del salto de alarma mediante vídeo comienza cuando se reciben la señal de vídeo en la Central Receptora de Alarmas, es muy importante que el sistema registre una imagen de lo que ha producido el salto de alarma y un mínimo de dos imágenes posteriores en un plazo de tiempo inferior a 5 segundos desde que se ha producido el salto de alarma.

Es muy importante recalcar en este apartado que los sistemas de alarmas con verificación por vídeo no permiten la captación del vídeo de lo que esta ocurriendo en la instalación si no se produce un salto de alarma previo, es decir el funcionamiento de los vídeo detectores no se va a producir en ningún momento si no es activado por un salto de alarma o una emergencia notificada por el usuario.

Tampoco hay que confundir nunca un sistema de alarmas con verificación por vídeo con un Circuito Cerrado de Televisión o CCTV, estos dispositivos son completamente distintos y a grandes rasgos se componen de un conjunto de cámaras que se complementa con un divisor de cuadrantes unidos a un monitor y un dispositivo de grabación de las mismas. Estos aparatos exceden de lo que es un grado dos seguridad que es lo que estamos tratando en esta web.

Como vemos estos son los tipo de verificación de saltos de alarmas que están permitidos por el Reglamento de Seguridad Privada, aunque todos ellos son legales los sistemas con vídeo verificación ofrecen una seguridad mucho más elevada que los otros dos sistemas anteriores, si usted tiene que contratar un sistema de seguridad exija vídeo verificación en su equipo no se conforme con menos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest