El mando de alarma es un elemento que esta prácticamente presente en todas las instalaciones de seguridad, es un elemento que por su comodidad es ampliamente demandados por todos los usuarios de los sistemas de seguridad. Normalmente el mando de alarma se compone por cuatro botones desde los cuales se pueden activar, desactivar, hacer activaciones parciales y notificar cualquier situación de emergencia que se presente en la instalación. Debido a la facilidad de uso de este elemento es a la vez un elemento que puede poner en riesgo la seguridad de la instalación.

Riesgo de usar el mando de alarma de forma incorrecta.

Los sistemas de seguridad tienen varias formas de identificar al usuario como un usuario autorizado por el sistema. Para poder activar o desactivar una alarma de seguridad de forma correcta el usuario debe de identificarse de forma correcta, una vez identificado se podrá armar o desarmar la alarma con total seguridad.

Las formas de identificación del usuario pueden ser de varias formas distintas, lo más seguro es identificarse a través de un código PIN con un teclado numérico, de esta forma se pueden identificar a los distintos usuarios que tengan acceso al sistema de una forma individual y todos los eventos de entradas y salidas quedaran registrados por el sistema.

mando a distancia de alarmaOtra de las ventajas de la identificación a través de un PIN numérico es que en caso de que ocurra alguna circunstancia anómala, por ejemplo, una situación de coacción se puede notificar a través de este teclado numérico, en vez de introducir nuestro código PIN habitual teclearemos otro distinto, una vez introducido este código en la Central Receptora de Alarmas sabrán que estamos en una situación de peligro y se actuara en consecuencia.

Para no poner en riesgo nuestra instalación de seguridad no debemos de sacar nunca el mando a distancia de nuestra vivienda o negocio, si nos acostumbramos a activar o desactivar cuando llegamos nuestro sistema de alarmas con el mando a distancia estamos poniendo en riesgo la seguridad de nuestro sistema de alarmas.

Si cuando estamos fuera de nuestra instalación tenemos nuestro mando a distancia con nosotros corremos el riesgo de que se nos pierda o peor nos lo roben, en este caso la persona que lo hace puede activar sin ningún tipo de problema nuestra alarma de seguridad con solo pulsar el botón de desactivación de nuestra mando de alarma.

El mismo problema tenemos con otros elementos como las llaves de proximidad que suministran algunas empresas, un elemento que tiene el mismo funcionamiento que el botón del mando a distancia, con solo pasar la llave de proximidad por delante de la central de alarmas se desactivaría, si nos roban las llaves de proximidad estamos en la misma situación que si nos roban el mando de alarma de nuestro sistema de seguridad, tenemos la seguridad de nuestra instalación comprometida.

Existen más tipos de formas seguras de activar o desactivar una alarma de seguridad prescindiendo del mando de alarma o las llaves de proximidad, entre otras se pueden activar o desactivar haciendo uso de un envío de SMS o a través de una aplicación para móvil con un código de identificación seguro.

Para evitar riesgo en las instalaciones es importantes que no suministren muchos mandos a distancia para no multiplicar las posibilidad de riesgo de robo o perdida, en muchas ocasiones los usuarios cuando solicitan la instalación de una alarma de seguridad desconocen el funcionamiento del sistema y es habitual que en algunas instalaciones sobre todo de negocios el cliente solicite un mando a distancia de alarma para cada usuario del sistema, para poder de esta forma activar o desactivar cada usuario de forma independiente con su mando, a nivel de seguridad esto es todo un despropósito a nivel de seguridad y es obligación de la empresa de seguridad hacer conocer al usuario los riesgos que eso implica.

Un uso correcto del mando de alarma seria para desde dentro de la instalación hacer una activación parcial del equipo y una posterior desactivación, por ejemplo, un uso típico en una instalación de alarmas de una casa de dos plantas, con el mando a distancia de la alarma podemos dejar la planta inferior armada con el mando de la alarma cuando nos retiramos a dormir, por la mañana antes de bajar a la planta inferior desactivaremos con el mando de la alarma, pero nunca debemos sacar el mando de la vivienda o el negocio.

Otro uso correcto seria dentro de la instalación usarlo para notificar una situación de riesgo para el usuario, ya sea un riesgo de seguridad o un problema médico u otro tipo de urgencia, normalmente pulsando dos botones del mando de alarma se notifica en la central receptora de la empresa de seguridad que existe un problema de este tipo.

Cuando una empresa de alarmas realiza una instalación debe de advertir al cliente de como debe de hacer uso de este elemento y advertirle de los riesgo que implican, por desgracia nos encontramos con muchos usuarios de sistemas de seguridad que hacen un uso indiscriminado de este accesorio de su alarma de seguridad y en la mayoría de las ocasiones desconocen los riesgos que se pueden originar del mismo.

Ahora que ya conoce los riesgos que implican realizar un uso no adecuado de su mando de alarmas esperamos que al usarlo lo haga de una forma adecuada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies