Son muchos los propietarios de negocios y viviendas que en su desesperación por detener los robos en sus propiedades instalan por su cuenta y riesgo trampas para ladrones. En la mayoría de las ocasiones no conseguirán reducir o evitar el riesgo de sufrir un robo absolutamente en nada, sin embargo pueden suponer un serio problema de seguridad para los propietarios y familiares de las viviendas que se quieren proteger con estos métodos.

Cuales son las trampas para ladrones más comunes.

Las trampas para ladrones son siempre inventos realizados con materiales caseros con los que los propietarios de las vivienda o negocios pretenden disuadir a los ladrones de que intenten robar en su propiedad. Las trampas para ladrones pueden ser tan variadas como el ingenio del propietario a la hora de defender su vivienda.

Una de las trampas para ladrones más comunes que podemos ver con mucha frecuencia son los muros de acceso a las viviendas cubiertos por una mezcla de cementos y cristales de puntas con el objetivo de cortar a aquel que pretenda escalarlo. En la realidad está practica no sirve para nada, si un ladrón intenta entrar en una vivienda y se encuentra con este tipo de cristal basta con una tela gruesa para que le sirva de protección y pueda acceder al interior sin mayor problema.

trampas ladrones cristales

Otra practica bastante común es poner obstáculos y elementos que puedan alértanos de la presencia en el exterior en zonas como jardines o patios, si bien esto puede ser un poco de engorro para un ladrón que pretende acceder a una vivienda aprovechando la oscuridad de la noche en la realidad de poco puede servir, con una simple linterna evitara estos problemas. Los ladrones antes de acceder a un vivienda hacen un detallado estudio de la misma para ver las mejores zonas de acceso sin tener que complicarse la vida.

Tenemos que ser conscientes y máximo si en nuestra vivienda viven pequeños con nosotros que todas estas supuestas trampas para ladrones pueden suponer un riesgo para los más pequeños y que un cubo o cuerda dejado como obstáculo en el exterior de nuestro jardín puede suponer un peligro para los pequeños de la vivienda.

Por supuesto que no hace falta decir que el uso de armas de fuego en la elaboración de estas trampas para ladrones es algo que no hay ni siquiera que pensar, la probabilidad de resultar herido e incluso que provoque la muerte de alguien de la vivienda es muy alta, como ocurrió en el caso de este ingeniero mecánico jubilado.

Volvemos a insistir en que la mejor manera de proteger una casa es con una alarma de seguridad, con ella conseguiremos protección para nuestra casa y seguridad para nuestra familia sin exponerla a ningún tipo de riesgo y nos evitaremos aventuras como las de la película solo en casa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies