La Ley de Seguridad Privada especifica unas normas de verificación de alarmas, cuando una empresa notifica un salto de alarma a las fuerzas de seguridad antes de poder comunicárselo es necesario que la empresa de seguridad haya verificado que el salto de alarmas es real mediante uno de estos procedimientos. Todos los procedimientos que se siguen están especificados en esta ley, aunque como es lógico todos ellos son legales algunos ofrecen más seguridad y menos posibilidad de error que otros, vamos a dar un rápido repaso a cuales son estos procedimientos y veamos cuales son más efectivos.

Tipos de verificación de alarmas de seguridad.

La Ley de Seguridad Privada especifica cuatro formas de verificación de alarmas distintas de los saltos de alarmas, tenemos la verificación secuencial, la verificación por audio, la verificación presencial y la verificación por vídeo, también se pueden usar combinaciones de estas formas para lograr una mayor seguridad.

En primer lugar tenemos la forma de verificación de alarmas secuencial, esta forma consiste en que a la Central Receptora de Alarmas van llegando notificaciones de los saltos de los detectores, es decir, la instalación consta únicamente de detectores de movimientos que detectan presencia, si un intruso entra en la instalación a su paso se van a activar los detectores de movimiento.

alarma con conexion o sin conexionPara poder confirmar un salto de alarma como real con este procedimiento es necesario que al menos se activen tres detectores distintos de esta instalación en un plazo de tiempo, el tiempo que fija la ley es de treinta minutos, es decir tienen que saltar tres detectores distintos de la instalación en un plazo de tiempo inferior a media hora para poder confirmar con este procedimiento un salto de alarma como real.

Si en una instalación por ejemplo hay cuatro detectores y el edificio que se proteja tiene dos plantas y en cada planta hay dos detectores por planta y saltan únicamente los dos detectores de la planta baja y ninguno de la planta superior no se podrá confirmar el salto de alarma como real, este tipo de verificación de alarmas es la que menos seguridad ofrece a la hora de confirmar lo que está ocurriendo en una instalación.

La segunda forma de verificación de alarmas es mediante la captación de audio, a la forma de verificación secuencial se le suma la captación de audio de lo que ocurre en la instalación y esta información de audio se graba, esta forma de verificación de alarmas esta ampliamente extendida y existen muchas instalaciones de alarmas que tienen esta forma actualmente.

La tercera forma es la verificación de alarmas presencial, si en una instalación de alarmas salta un detector de movimiento u otro tipo de detector del sistema de alarmas se manda a un vigilante de seguridad a la instalación para que confirme físicamente lo que esta ocurriendo.

Sin lugar a dudas este procedimiento es muy eficaz pues una persona ve realmente lo que ocurre en el establecimiento protegido, el problema que tiene este procedimiento de verificación de alarmas es el tiempo de respuesta, si por ejemplo esta forma de verificación se usa en un polígono industrial donde exista un servicio de vigilantes se puede considerar un método efectivo de verificación, pero si se contrata este método de verificación para una vivienda o negocio que este muy alejada de la central o delegación de la empresa de alarmas el tiempo de respuesta se puede demorar mucho.

Si el tiempo de respuesta desde que se produce un salto de alarma hasta que acude el vigilante de seguridad excede de varios minutos se puede decir que es una forma ineficaz de protección, un robo en un negocio o domicilio sucede en muy pocos minutos, sobre todo si hay un salto de alarma, esto pondrá en alerta a los ladrones que actuaran de forma muy rápida, si el tiempo de respuesta como decimos excede de varios minutos esta forma de verificación de alarmas no sirve de gran cosa, por el contrario si tienen un tiempo de respuesta muy breve si es muy efectivo.

Por último tenemos la vídeo verificación de alarmas, sin lugar a dudas esta última forma es la más efectiva y la que todas las empresas de seguridad están incorporando por ser la más segura y la más efectiva de todas las formas de verificación de saltos de alarmas.

La vídeo verificación de alarmas consiste en incorporar en la instalación detectores de movimiento que tengan un sistema de grabación de vídeo integrado, cuando se produce un salto de este detector se activan las cámaras y se esta viendo y grabando lo que ocurre en el interior de la instalación, con este procedimiento no hay lugar para errores, al verse a tiempo real lo que ocurre se puede informar a la policía con total seguridad de lo que esta pasando en el establecimiento protegido.

Los sistemas de seguridad con vídeo verificación además de ofrecer una mayor seguridad a la hora de notificar un salto de alarma a la policía ofrecen más prestaciones a los usuarios, una de ellas y que demandan mucho los usuarios hoy en día es poder ver en cualquier momento lo que esta ocurriendo en su hogar o negocio, esto gracias a los vídeo sensores es posible hacerlo.

Como vemos son varios los procedimientos de verificación que permite la Ley de Seguridad Privada hoy en día pero la seguridad que ofrecen unos y otros es muy distinta, si usted va a contratar un sistema de alarmas le aconsejamos que preste especial atención a la forma de verificar los saltos de alarmas que le ofrece su empresa de seguridad, pues evidentemente no todas las empresas de alarmas son iguales.