Las Centrales Receptoras de Alarmas están continuamente recibiendo señales de las instalaciones de sus abonados, estas señales varían en función de lo que lo provoque y tienen una prioridad distinta dependiendo de su naturaleza, vamos a hacer un rápido repaso para ver como se clasifican las señales que recibe una central de alarmas, sabiendo esta clasificación podremos entender un poco mejor como trabajan y la complejidad de la labor que realizan para poder garantizar la seguridad de sus abonados.

¿Que tipos de señales recibe una central de alarmas?

NAR, estas son las señales de alarmas accidentales, se definen como cualquier alarma no identificada, puede estar causada por el entorno, las condiciones del entorno provocan la activación del detector de una forma accidental. Este tipo de señales de alarmas NAR son muy comunes y pueden deberse a multitud de factores.

Las alarmas NAR son un gran problema para las empresas de seguridad, los detectores que se instalan deben de tener el porcentaje de alarmas NAR lo más bajo posible, factores ambientales como el viento, luz, cambios bruscos de temperatura pueden activar de forma accidental los detectores y provocar una alarma NAR, las empresas de seguridad destinan muchos recursos a descartar este tipo de señales erróneas, por ese mismo motivo la calidad de los detectores que se instalen deben ser lo más bueno posible de esa forma el índice de recepción de este tipo de alarmas NAR será el más bajo posible.

tipos de señales de alarmas

FAR, así se denominan las alarmas provocadas por un mal funcionamiento del propio sistema de seguridad. Los sistemas de alarmas son componentes electrónicos, como tales pueden estar sujetos a sufrir algún tipo de avería o fallo, al contrario que el otro tipo de señal la alarma NAR en esta ocasión no hay ningún tipo de factor ambiental que desencadene la activación del sistema, simplemente se produce el salto de alarma por un fallo electrónico o mecánico del equipo.

El índice de alarmas FAR debe de ser cero, esto no se puede conseguir nunca puesto que siempre se producirá algún tipo de alarma por mal funcionamiento, en el estándar del mercado un índice de señales de alarmas FAR aceptable puede ser de uno cada dos años de funcionamiento del equipo, un incide de señales de alarmas FAR superior a esto no es aceptable. Si una central de alarmas estar recibiendo señales FAR de un abonado debe de proceder a realizar una revisión técnica del equipo y proceder a reparar o sustituir los componentes que sean la causar de estos saltos de alarmas erróneos, está es la única forma de garantizar la efectividad del equipo en un salto de alarmas real.

TAMPER, las señales TAMPER son también conocidas como señales de sabotaje. Cuando un ladrón intenta entrar en una instalación que posee una alarma de seguridad es fácil que intente manipular el sistema. Los sensores y el resto de componentes de los sistemas de alarmas deben de tener una protección anti TAMPER, esto consiste en que son capaces de detectar si están siendo manipulados y mandan una señal de TAMPER o sabotaje a la Central Receptora de Alarmas de la empresa de seguridad.

Hemos visto tres señales de alarmas distintas dos señales que no son reales ni implican peligro para el usuario y una tercera que si era real, por ser una señal de sabotaje, lógicamente también se reciben señales de alarmas reales es decir, el sistema actúa como tiene que actuar y en la central de alarmas se detecta que ha entrado un intruso, como hemos comentado en anteriores todo dependerá de los métodos que utilice la empresa de alarmas para verificar que el salto de alarma es real o no, siendo en la actualidad la vídeo verificación el método más efectivo y seguro de poder comprobar un salto de alarmas, como no podía ser de otra forma la vídeo verificación es la forma que tiene TYCO de confirmar sus saltos de alarmas.

señal panico tyco

Existe otro tipo de señal de alarmas que se pueden recibir en las centrales receptoras, las señales de pánico o emergencias emitidas por el propio usuario, este tipo de señales tiene prioridad sobre todas las señales que hemos comentado anteriormente, en este tipo de señal se entiende que la vida del propio usuario puede estar en peligro, por lo tanto como decimos es prioritaria y es la primera que tiene que ser atendida.

Este tipo de señales se puede producir cuando se emite un aviso de coacción por parte de un usuario, es decir, en la instalación ha entrado un intruso y esta coaccionando al usuario para que desactive el sistema de alarmas, el usuario introduce un código distinto al habitual (el código de coacción) o dice una palabra clave distinta para alertar a la empresa de seguridad del peligro que esta corriendo, otra forma de poder este tipo de señal es cuando se activan los canales de emergencias médica o de fuego, al emitir este tipo de señales el usuario esta indicando que tiene un problema de esta índole a su empresa.

Como vemos los tipos de señales que recibe una central de alarmas son muy diversos y complejos. Sabiendo gestionar todas estas señales de forma correcta y reduciendo las señales erróneas que restan efectividad es como se consigue dar una seguridad integral al usuario.