Algunas empresas de alarmas venden unos dispositivos llamados llaves de proximidad, estos son unos objetos normalmente de plástico que pasados cerca del lector de llaves de la central desactivan o activan el sistema de alarmas de pendiendo de lo que queramos hacer, estos elementos se venden como un complemento de la alarma para facilitar su manejo a la hora de la conexión o desconexión de la alarma.

¿Son realmente seguros estos elementos?

Veámoslo un poco más  a fondo, con el sistema que comercializa TYCO de alarmas Visonic existe este elemento también como una opción más dentro de la gama PowerG pero actualmente no se está comercializando. Para que el usuario activa o desactive el sistema de alarmas es necesario que introduzca un código de cuatro dígitos en uno de los teclados y de esta forma se activara o desactivara.

Echale un vistazo al siguiente articulo donde indicamos como aumentar la seguridad de tu casa con unos sencillos consejos.

En caso de que en el momento de acceder a nuestra vivienda o negocio estuviéramos ante una situación de coacción, es decir, algún sujeto nos forzara a desactivar el sistema tendríamos la posibilidad de introducir un código distinto al habitual, el sistema aparentemente se desactivaría pero en la Central Receptora de Alarmas se dispararía una seña de emergencia, se vería y escucharía a tiempo real lo que estuviera ocurriendo en la instalación y si es un caso de coacción real se avisaría a las fuerzas de seguridad para que actuaran en consecuencia.

LLaves de proximidad alarmas inseguras

¿Qué ocurriría ante esta misma situación si el intruso nos quita las llaves de proximidad?

Pues que estaríamos a la entera voluntad de los intrusos que nos estuvieran amenazando y el sistema de seguridad por muy completo y eficaz que sea quedaría completamente inutilizado.

El uso correcto de un sistema de seguridad por parte del usuario en algunas ocasiones exige un mínimo de implicación por parte de los usuarios y en algunas ocasiones es necesario sacrificar algunas comodidades, teclear un dígito de cuatro dígitos en cambio de pasar un trozo de plástico cerca de la central.

Como podemos ver no se trata de una cuestión tecnológica o de precios de las llaves de proximidad, se trata de darle el mejor sistema de seguridad al usuario, un sistema en el que pueda confiar día a día y que sepa que no le fallara cuando más lo necesite.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies