Muchos propietarios optan por tener seguridad con un perro guardián, ¿pero son realmente efectivos?

Muchos propietarios de viviendas y negocios optan como una medida de protección confiar la seguridad con un perro guardián, ¿pero son estos animales realmente eficaces?, la respuesta a esta pregunta no es fácil de contestar, en muchas ocasiones confiar la seguridad de un inmueble a un perro guardián puede conllevar más peligros e inconvenientes que ventajas, indudablemente un perro guardián entrenado puede ser una buena medida de seguridad pero tenemos que ser consciente de los peligros que puede entrañar tener este animal en nuestra vivienda o negocio y por supuesto no puede ser nunca la única medida que tomemos de protección.

Riesgos de la seguridad con un perro guardián

Un perro guardián tiene que cumplir varias funciones para la protección principalmente alertar de la proximidad de un intruso e intimidar al mismo para que no entre en la propiedad que está protegiendo, en segundo lugar en caso de que el intruso entre atacar al mismo.

cuidado con el perro guardianPara tener seguridad con un perro guardián este tiene que estar entrenado para el ataque, entrenar a un animal para que ataque a una persona es algo que no es nada fácil, para conseguir este objetivo hace falta que el animal siga un entrenamiento muy especifico.

Un animal entrenado para el ataque a una persona en caso de que entre en una propiedad privada por definición es incompatible para que pueda convivir en una casa con una familia, sobre todo si en esta familia viven niños pequeños, este animal puede tener una reacción violenta que puede suponer un peligro para los más pequeños de la familia.

Si en nuestra casa tenemos un animal y tenemos niños pequeños tenemos que estar completamente seguros de que este no es un animal peligroso y no va a tener nunca una reacción violenta, como decíamos anteriormente esto es incompatible con las funciones que tiene que hacer un perro guardián.

Aún teniendo un animal entrenado para el ataque los ladrones conocen multitud de formas para poder deshacerse de un animal y poder entrar en una vivienda o en un negocio, los ladrones pueden utilizar algún arma contra el animal o algún tipo de veneno o sedante para inutilizar al animal con el consiguiente daño que le pueden ocasionar.

Teniendo en cuenta esto podemos decir que confiar la seguridad de una instalación a un perro guardián puede ser una buena idea cuando el objetivo es proteger una nave o negocio, siempre que se complemente con un sistema de alarmas, no se puede confiar exclusivamente toda la seguridad al animal.

Para la protección de una vivienda familiar no es una buena idea tener un perro guardián en nuestra vivienda, si es un perro con el que queremos tener la tranquilidad de que no haya problema con ningún miembro de la casa no nos servirá para perro guardián y si el animal recibe el entrenamiento adecuado para ser un perro guardián no podemos estar tranquilos con la seguridad de la familia, sobre todo de los más pequeños, para la protección de una vivienda siempre es más aconsejable la instalación de un sistema de alamas para casa por su fiabilidad y seguridad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest