Nuestro hogar es uno de los lugares, o quizás el único, en el que pasamos más tiempo y donde nos sentimos completamente seguros. Sin embargo, muchas casas y apartamentos se convierten en blanco fácil de los amigos de lo ajeno.

Todos, al menos una vez en nuestra vida nos veremos en una de las situaciones más incómodas que cualquier puede experimentar. Las pocas o escasas medidas de seguridad hacen que esto sea posible, mientras que con cada intrusión nuestra sensación de seguridad disminuye.

Para evitar que este tipo de cosas ocurran, es importante tomar o reforzar las medidas de seguridad con las que contamos en el hogar, en aras de que nuestra integridad y bienes no se vean amenazados por agentes extremos.
Aunque muchas medidas las podemos tomar a diario y por nuestra propia cuenta (asegurarnos de cerrar bien las puertas, por ejemplo), otras tantas resultan un poco más complejas de realizar sin ayuda de los expertos.

Instalación de alarmas y rejas

Una de las mejores opciones para la protección y constante monitoreo de las propiedades son los sistemas de seguridad con alarma. Estas no solo son capaces de detectar la presencia de intrusos sino también de notificar a las autoridades pertinentes cuando alguien se adentra en la vivienda de manera violenta.

Si bien estos sistemas no evitan que este tipo de cosas ocurran, sí logran disminuir el tiempo que los ladrones permanecen dentro de la casa. Los más comunes emiten un sonido de sirena que sirve para alertar a los dueños y demás personas cercanas.

Con una combinación entre contactos en las puertas, ventanas y sensores de movimiento, e incluso sensores de roturas de vidrios, un sistema con alarmas sirve de mucha ayuda para mantener alejados a los intrusos.

Las alarmas antirrobo son recomendables para colocar en propiedades de gran tamaño, cuando tenemos pensado pasar mucho tiempo fuera del hogar o si tenemos objetos de valor guardados en casa.

Las rejas de seguridad o cerco eléctrico son otra buena forma de mantener nuestra propiedad fuera del alcance de los ladrones, ya que suponen un obstáculo más para poder acceder al hogar, y sabemos que a ellos les gusta es el trabajo fácil.

Otros aspectos importantes

Optimizando las medidas de seguridad con las que cuentas en casa, es posible minimizar las probabilidades de que seas víctima de robo en tu propio hogar. Además de las mencionadas anteriormente, también resulta ventajosa la instalación de puertas de seguridad que cuenten con cerraduras anti-robos.

Otra buena manera de prevenir abrirle la puerta a los ladrones es, si ya no se tiene, colocar una mirilla en las principales puertas de acceso para poder ver quién llama a la puerta y decidir si dejarlos entrar a casa o no.

Las ventanas, por su parte, han de ser de material resistente y contar con un sistema de cierre y apertura eficaz, para evitar que sean abiertas desde la parte de afuera de la casa. Sin embargo, lo más recomendable es cerrarlas a la hora de salir e incluso durante las horas de la noche.

En cuanto a la iluminación, es importante destacar que una casa bien iluminada no resultará atractiva para los malhechores. Por su parte, los hogares oscuros resultan ideales para cometer fechorías ya que permiten a los ladrones esconderse y penetrar las propiedades sin ser notados.

En general, podemos concluir que algunas medidas de seguridad que podemos aplicar a diario son:

  • No abrir la puerta sin antes saber quién es
  • Mirar con detenimiento los alrededores de la casa, antes de entrar. De esta manera te aseguras que no hay nadie extraño siguiéndote
  • Hacer uso de la mirilla en tu puerta
  • Cerciórate de cerrar muy bien las entradas de acceso tales como puertas, ventanas y portones de tu casa o edificio.

La inseguridad es algo que nos acecha a todos a diario y aunque en ocasiones resulta inevitable escapar de ella, sí es posible tomar acciones para que nuestro hogar no se convierta en un objetivo fácil para los ladrones y para el problema de los ocupas.

Utilizar tiempo y dinero en cosas como cámaras de seguridad, sistemas de alarma y cercos eléctricos, por ejemplo, debe ser considerado como una inversión que nos mantendrá alejados de pasar por situaciones que pongan en riesgo nuestra integridad física y bienes materiales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest