El pasado 2014 entro en vigor un decreto ley que otorga una serie de funciones que pueden realizar las empresas de seguridad privada que antes no podían realizar y eran función únicamente de las fuerzas de seguridad del estado y que a partir de la entrada en vigor de esta ley ahora pueden ser realizados también por las empresas de seguridad privada.

Vigilancia en las calles

Hasta ahora los vigilantes de seguridad privada solo podían realizar sus funciones en el interior de los edificios como empresas, centros comerciales, oficinas, etc. A partir de la entrada en vigor de la nueva ley de seguridad privada del 2014 los vigilantes privados podrán realizar sus funciones también en calles, exteriores de edificios, etc.

nueva ley de seguridad privada

Realizar detenciones en la vía publica

Hasta esta fecha los vigilantes privados solo podrían realizar detenciones en el interior del edificio donde el vigilante estuviera cumpliendo su cometido, con la nueva ley de seguridad privada van a poder realizar una detención cuando se persiga un delito en la vía publica también, este es uno de los puntos más controvertido de la ley.

Vigilancia de los perímetros carcelarios

Las empresas de seguridad privada pasan a ser de esta forma un refuerzo para las fuerzas de seguridad del estado en la vigilancia de los centros carcelarios y le sirve como apoyo para vigilar los perímetros de seguridad de estas instalaciones dando de esa forma el relevo a la Guardia Civil que es el cuerpo que normalmente realiza esa función.

Menos requisitos para los vigilantes de seguridad

Hasta la fecha para poder realizar labores de vigilante de seguridad se pedían unos requisitos que tenían que cumplir el aspirante al puesto, estar libre de delitos o tener nacionalidad Española o de la U.E. Eran requisitos indispensables, estas condiciones desparecen o se matizan bastante en el caso de los delitos que se contaran como eximente para poder optar al puesto solamente los delitos graves y dolosos que se hayan cometido en los últimos 5 años. Este punto de la nueva Ley de Seguridad Privada ha sido muy criticado por los sindicatos de vigilantes por verlo como una forma de poder dejar el campo abierto a una contratación de mano de obra mas barata y menos cualificada.

La vigilancia privada pasa a ser un complemento de la publica

Hasta el momento se veía siempre a la empresas de vigilancia privada como un elemento subordinado a las fuerzas de seguridad del estado, con esta nueva normativa pasan a ser un complemento de las fuerzas de seguridad de estado, dejando le campos específicos donde pueden actuar con una semejanza parecida a la de la policía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest