Hay dos tipos de clientes de las empresas de seguridad, los cliente metódicos y los impulsivos. Me explico, el cliente que planifica con tiempo que va a necesitar un sistema de alarma de seguridad para su negocio o para su hogar, que planifica, estudia y compara las distintas opciones del mercado y hace la instalación antes de que le ocurra nada y luego tenemos el cliente impulsivo que ha sufrido un robo y quiere tener la alarma instalada en treinta minutos desde que se decide a contratar un sistema de seguridad.

¿Porque no es bueno escoger una empresa de alarmas con prisas?

Si estamos englobados en el segundo grupo es decir en los clientes impulsivos, lo más seguro es que a la hora de hacer nuestra instalación cometamos varios errores. En primer lugar si hemos sufrido un robo o algún vecino o familiar cercano lo ha sufrido es normal que tengamos miedo, el miedo no nos permite pensar con claridad y actuaremos de forma impulsiva y poco racional.

Actuando de forma impulsiva y precipitada no tomaremos la decisión más acertada para nosotros, no sabremos con claridad que empresa de alarmas de seguridad es la que más nos conviene. Para decidir con claridad que empresa de alarmas nos interesa es conveniente como minino hacer una comparación con tres empresas del mercado, no siempre la primera empresa de seguridad que acude a visitarnos es la más conveniente ni la más segura

escoger alarma sin prisa

Si hemos sido víctimas de un robo es probable que volvamos a ser robados en los siguientes días, esto que en principio puede parecer que no tiene sentido alguno tiene su motivo, cuando se es víctima de un robo el ladrón puede que no consiga robar todo lo que pretendía, bien porque el robo tiene que ser suspendido por algún motivo o porque el ladrón no pueda llevarse algún objeto de gran tamaño que desea robar, sea por un motivo o por otro es probable que suframos otro robo en los días siguientes.

Si queremos hacer una instalación de forma urgente tenemos que darnos un tiempo mínimo para poder tomar la decisión de que empresa es la que más nos conviene, por ejemplo una semana, eso es un tiempo razonable, en ese tiempo tenemos que comparar al menos tres presupuestos de empresas de seguridad y decidirnos por una de ellas. Realizar la instalación con la primera que nos visita puede tener varios inconvenientes, no debemos de dejar llevarnos por el primer impulso.

En primer lugar podemos pagar más dinero del que debemos, eso casi con toda seguridad esta garantizado si no comparamos varios presupuestos de empresas de alarmas, pero lo más grave ya no es el dinero que podemos perder, lo más grave es que escojamos un sistema de alarmas que no nos de la misma garantía de su seguridad que otra empresa de la competencia.

También puede ser que por precipitarnos en nuestra decisión no instalemos todos los elementos de seguridad que nos son necesarios o todo lo contrario que nos quedemos cortos, lo habitual es que antes de contratar un sistema de alarmas nos dejemos guiar por los asesores de seguridad de las empresas, escuchando los presupuestos y los proyectos de seguridad de varios asesores podremos asegurarnos de contratar justo lo que nos hace falta, sin que haya interese comerciales por medio, protegeremos todos los puntos vulnerables de la vivienda sin contratar elementos de más o de menos.

Desde aquí le aconsejamos que si tiene en proyecto contratar un sistema de alarmas de seguridad lo haga con tiempo, estudiando con detalle las necesidades de su vivienda o negocio, anticípese a sufrir un robo y con ello conseguirá dos cosas, evitar el ser víctima de un robo por un lado y el contratar su sistema de seguridad de forma precipitada y sin estudiar todas las opciones disponibles en el mercado, como se suele decir, hombre precavido vale por dos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies