Determinar con exactitud cuantos detectores de movimiento tiene que tener un sistema de alarmas no es una tarea fácil, para calcularlo con exactitud hay que tener en cuenta varios factores y sopesar la propia seguridad del sistema, la posibilidad de errores y la convivencia con el sistema de seguridad.

Mientras más detectores de movimiento tenga una alarma más segura es

Esto es un error, no por tener más detectores de movimiento en una instalación esta va a ser más segura, por desgracia una práctica habitual de algunas empresas de seguridad es sobre optimizar una instalación con un número excesivo de detectores de movimiento, en algunos casos por desconocimiento de los propios comerciales y en otras ocasiones actuando de mala fe para incrementar el precio del mismo.

detector de movimiento con vídeo detector

Poniendo un caso practico si tenemos que proteger un local de 100 metros cuadrados de planta rectangular y diáfano si conseguimos la misma protección con solo 2 detectores de movimiento con vídeo verificación esta configuración será mucho más eficiente que colocar 4 detectores de movimiento para proteger la misma superficie, la configuración correcta seria la de 2 detectores.

Colocar más detectores en una instalación de alarma solo consigue aumentar el precio de la misma y de su posterior mantenimiento mensual para el cliente y aumentar de forma proporcional el número de posibles errores que pueda tener a la larga el sistema de seguridad para hogar, a mayor numero de detectores mayor posibilidad de errores.

Detectores de movimiento para casas factores a tener en cuenta

Cuando la instalación de los detectores de movimiento es para un hogar hay que tener algunos factores especialmente en cuenta, después de todo una familia va a tener que convivir con ellos y tenemos que encontrar el punto correcto de equilibrio entre seguridad de la vivienda y la facilidad de uso del sistema de alarma.

Si ponemos una instalación de alarma con un número excesivo de detectores o con una configuración que no sea la adecuada podemos conseguir que la familia no use el sistema por la propia dificultad en convivir con el mismo o que sea completamente imposible permanecer en la vivienda con el equipo activado, o se dispare constantemente de forma accidental por errores del mismo usuario.

Tenemos que informar a la familia del uso del equipo e informarnos de cuales son sus hábitos cotidianos para diseñar el sistema de seguridad en función de los mismo, diseñar una buena activación de alarmas de forma parcial es indispensable con los elementos adecuados para que sea fácil de activar por el usuario y que pueda convivir con el.

Informar y enseñar a los usuarios a usar correctamente el sistema de seguridad también es una cuestión vital, el mismo usuario es la parte más importante de un buen sistema de alarmas y es imprescindible que lo use de forma correcta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest