En la vida nos podemos encontrar una serie de riesgos diariamente. Y si tenemos un negocio propio, digamos un local comercial, estamos expuestos a toda una serie de peligros que no siempre alcanzamos a divisar.

¿Qué ocurre si en nuestro establecimiento quedamos a merced de cualquier delincuente sencillamente porque nuestra vista no tiene tanto alcance? Es aquí donde queremos comentarte sobre los puntos ciegos.

Evitar robos en tiendas es una tarea sencilla si tenemos conocimiento de cómo podemos combatir a los malhechores, o mejor aún, saber qué estrategias se pueden poner en práctica para siempre ir un paso adelante.

El desarrollo de un buen plan de seguridad, además de conocer en qué condiciones de seguridad está tu local, son algunas de acciones que te mantendrán fuera del alcance de los predadores o amigos de lo ajeno.

Cuando pensamos en los puntos ciegos, debemos hablar de esos rincones o espacios del local que quedan fuera del ojo de una cámara de seguridad por alguna razón. Si queremos evitar los robos en tiendas, entonces debemos eliminarlos.

Como se producen y como evitar robos en tiendas

Imagina que estás en tu tienda y entran varias personas. Es posible que a través de las cámaras puedas observarlos a todos. Sin embargo, hay puntos en los que determinadas personas son visibles hasta cierto punto.

Es allí en donde surgen los puntos ciegos, esos pequeños rincones en los que los maleantes son capaces de cargar con el producto más insospechado sin que tú tengas la menor idea de lo que acaba de ocurrir.

Muchos de estos sujetos incluso recorren los establecimientos en busca de los puntos ciegos y los estudian al grado de que pueden visitar tu local con regularidad, llevarse artículos sin pagar y tú no estás al tanto para evitar los robos en tiendas.

Uno de los puntos ciegos comunes son las estanterías que están abarrotadas de productos, al punto de que no sería posible notar desde el otro lado qué hace la persona que está detrás de la estructura.

Desde ese punto de vista es factible cometer el robo más descarado posible sin ser notado por quienes están a cargo de los establecimientos comerciales, situación que complica aún más el evitar los robos en tiendas.

Los locales con iluminación bastante deficiente son unos de los más vulnerables. Las cámaras de seguridad de mediana resolución no son capaces de captar la nitidez de las imágenes si están en la oscuridad, punto a favor de los ladrones.

¿Pero cómo podemos evitar los robos en tiendas?

Tanto los dueños como los empleados del establecimiento deben conocer hasta el último rincón del local para que todos estén al tanto de cómo actuar y cómo evitar los robos en tiendas. Si todos forman parte de un equipo de trabajo, las cosas resultarán mejor.

Entre todos pueden organizar algún plan estratégico de seguridad, rondas de vigilancia en pasillos, verificación de cámaras o incluso revisar a los clientes una vez hayan dejado el establecimiento comercial.

Hay varias claves para acabar con los puntos ciegos de una tienda:

Pensar en la distribución es uno de los puntos primordiales. Hay que tener claro qué cosa va en determinado lugar y así dejar espacio para que todo quede en su sitio. Evita amontonar objetos que obstaculicen tu visión.

Los espejos son la kriptonita de los puntos ciegos. Estos, colocados en determinadas zonas, ayudan a crear una visión más amplia y te regalan nuevos ángulos de visualización dentro del establecimiento.

Instalar una iluminación de calidad también ayuda a evitar los robos en tiendas. Las bombillas de color blanco fluorescente son las más idóneas porque aportan una luminosidad bastante clara.

No expongas los objetos o artículos de mayor valor. Si utilizas vitrinas cerradas, procura que tus productos más caros reposen dentro de ellas con la debida sutileza y cuidado que se merecen frente al resto de la mercancía.

Las zonas de pago, de una u otra forma, deben estar ubicadas en espacios en los que los clientes puedan salir una vez han hecho la cancelación del producto. Las alarmas de seguridad en las puertas ayudan bastante también.

Combina los sistemas de alarmas para negocios con un sistema de seguridad basado en la tecnología (cámaras de seguridad) y el factor humano (vigilancia interna) para que no seas víctima de los molestos hurtos y tu negocio sufra por esos descuidos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies