Existen dos tipo de clases de alarmas principalmente si atendemos al tipo de conexión que presentan, las alarmas con conexión a una Central Receptora de Alarmas y las alarmas sin conexión. La diferencia principal radica en que en el caso de las primeras cuando se produce un salto de alarma este es gestionado por la empresa de seguridad que contratemos, en el caso de las segundas nos mandara un aviso a nosotros como propietarios  y tendremos que atenderlos por nuestra cuenta, siendo nuestra decisión avisar a la policía o no hacerlo.

Lógicamente en las alarmas conectadas tendremos que pagar una cuota a la empresa de seguridad por su mantenimiento y gestión del equipo.

Alarmas conectadas a una Central Receptora de Alarmas

Estas son los equipos de seguridad que están conectadas a una central de seguridad, en estos dispositivos cuando se produce una incidencia son verificadas por los operadores de la CRA (Central Receptora de Alarmas). En caso de que la incidencia sea real se procede a avisar a la policía, bomberos o ambulancia en función de la naturaleza de lo que ocurra, en caso de que la incidencia sea falsa no se realiza ninguna acción y se anula la alarma.

Los métodos que utilizan las empresas de seguridad para verificar que ocurre en casa del cliente son varios, todos estos métodos están regulados por la ley de seguridad privada pero básicamente en función de la clase de alarma que se tenga instalada pueden ser con una verificación secuencial, una verificación secuencia más audio o una verificación por vídeo.

No vamos a entrar en este artículo en diferenciar los métodos de verificación de alarmas pues es una cosa que se ha tratado ampliamente en otros artículos de este blog de seguridad, ni las diferencias entre alarmas inalámbrica o alarmas cableadas.

Solo recalcaremos que por supuesto el método que incorpora vídeo en su forma de verificación es mucho más superior y seguro que el resto, por descontando añadir que Tyco incorpora la vídeo verificación en sus sistemas de alarmas.

Las clases de alarmas que instalan la mayoría de las empresas de seguridad para ámbito domésticos son alarmas de clase dos

Esta clasificación numérica se realiza en función al riesgo de robo que puede sufrir una instalación siendo del uno al cinco, siendo cinco la máxima seguridad. En el nivel dos de seguridad podemos encontrar hogares o negocios con un índice de riesgo de robo bajo.

Por supuesto las empresas de alarmas como Tyco ofrecen muchos más servicios a sus clientes que la seguridad, aprovechando que se tiene un sistema de seguridad electrónico instalado en casa del cliente se pueden ofrecer más servicios, algunos de ellos pueden ser la tele asistencia, domótica, peticiones de vídeo a demanda del usuario, etc.

Alarmas sin conexión a una Central Receptora

Este es el segundo grupo de alarmas que nos podemos encontrar, en este tipo de dispositivo el equipo avisa al propietario de que algo está ocurriendo en la instalación que se protege. La forma de avisar y la información que nos proporciona varían en función del equipo que tengamos instalado.

Los precios de estos equipos abarcan un amplio espectro económico en función de la clase de alarma que instalemos, tenemos desde las alarmas básicas que podemos comprar por muy poco dinero y que lo único que harán será activar una alarma sonora, a los equipos que incorporan cámaras de vídeo que podemos controlar desde nuestro Smartphone. Si queremos instalar uno de estos últimos equipos tenemos que estar dispuestos a desembolsar una cantidad de dinero bastante elevada.

El principal inconveniente de estos equipos es que su instalación y posterior mantenimiento recaerá sobre nosotros y es nuestra responsabilidad tenerlos en óptimas condiciones. Esto es algo que va más allá de que el equipo tenga un mantenimiento optimo, es obligatorio, en primer lugar para asegurarnos de que el equipo va a funcionar bien cuando sea necesario y nos va a proteger contra el robo y por otro lado para evitar problemas a vecinos motivado por falsas alarmas que pueden terminar en denuncias contra nuestra persona.

En un equipo de seguridad conectado a una Central Receptora de Alarmas la responsabilidad de la información que se transmite a la policía y del mantenimiento del equipo recae por completo en la empresa de seguridad con lo cual podemos desentendernos por completo y tendremos la seguridad de que si la policía es avisada no será por una falsa alarma y no seremos multados por ese motivo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies