Uno de los elementos que se suelen incluir en un sistema de alarmas es el botón de pánico, este es un elemento que puede llegar a ser imprescindible para su uso en los negocios y que proporciona una innegable seguridad a la hora de hacer frente a un atraco o a una situación de emergencia. El uso de forma correcta del botón de pánico puede llegar a ser vital para un negocio que este expuesto a sufrir un atraco y puede llegar a salvar vidas.

¿Como funciona un botón de pánico?

Cuando se marca una señal de emergencia en la instalación de un cliente se inicia un proceso de emergencia en la Central Receptora de Alarmas, la señal que se recibe en la CRA es equivalente a una señal sabotaje y tiene prioridad sobre el resto de las señales que entran en la central de alarmas, para que nos entendamos, si entra una señal procedente de un botón de pánico esta prevalecerá para ser atendidas sobre una alarma por un salto de robo, pues se entiende que puede estar en peligro la vida de los usuarios.

Las Centrales Receptoras de Alarmas siempre recaban la mayor información posible sobre la instalación a la que se le está prestando servicio, por ejemplo, si el botón de pánico de la alarma esta en una instalación de negocio se pedirá la mayor cantidad de información posible del negocio, información como la actividad que tiene, cuantos empleados pueden hacer uso del sistema de seguridad, horarios de aperturas y de cierre, etc. para de esta forma si se recibe una señal de salto de alarma, coacción o botón de pánico poder interpretarla de la forma más correcta posible y de esta forma prestar un mejor servicio.

uso de boton de panico

El proceso que se sigue desde la central de alarmas cuando se recibe una señal de un botón de pánico es distinto al protocolo que se sigue cuando salta la alarma de forma normal en una instalación, ante un salto de alarma normal de una instalación siempre antes de avisar a la policía se sigue un proceso de verificación para confirmar que el salto de alarma es real y descartar de esta forma falsas alarmas, se visualiza lo que está ocurriendo en la instalación y el vídeo procedente de los vídeo detectores y si es pertinente se contrasta la información llamando telefónicamente al usuario en caso de que sea necesario, cuando se recibe un aviso procedente de un botó de pánico el aviso a la policía es inmediato y este no es verificado con el usuario.

Evidentemente este protocolo de seguridad es comunicado al cliente y por eso cuando este hace uso del botón de pánico el usuario tiene que ser plenamente consciente de que ese salto no va a ser verificado y se va a avisar a la policía de forma inmediato, entendiendo esto sobra decir que no se pueden realizar pruebas de su funcionamiento una vez instalado o hacer uso de el por una mera sospecha o una situación que no este plenamente confirmada.

Haciendo un uso adecuado de este dispositivo el propietario de un negocio puede tener la tranquilidad de que ante una situación critica de emergencia va a poder tener el respaldo de no estar solo y saber que las fuerzas de seguridad van a ser notificadas de forma inmediata para poder actuar y evitar una situación de mayor peligro en el negocio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest