Las redes sociales han pasado a ser parte integral de nuestras vidas, la forma de relacionarse del ser humano ha cambiado de una forma permanente y ya no va a volver a ser igual. En mayor o menor medida prácticamente todo el mundo usa ya al menos una de las grandes plataformas de redes sociales para estar en contacto y compartir con sus círculos de amistades el día a día de su vida, esto que en un principio pareciera que nada tiene que ver con la seguridad personal del usuario puede estar estrechamente ligada a la misma y si no se hace un uso adecuado de estas redes sociales puede ponerla en peligro.

Seguridad personal en las redes sociales

Las redes sociales las usamos para comunicarnos y compartir información con nuestros círculos de amistades, si no tenemos cuidado con lo que compartimos en estas redes podemos dar una información a personas desconocidas que puede poner en peligro nuestra seguridad y facilitar un robo en nuestra vivienda.

que pedir a tu empresa de alarmasCuando estamos hablando con algún familiar o amigo de algún tema privado como por ejemplo puede ser las ideas que tenemos para nuestras próximas vacaciones y vemos que algún desconocido esta pendiente de nuestra conversación, inmediatamente cortamos esa conversación y nos quedamos en silencio, nuestra actitud en las redes sociales debe de ser aún más conservadora.

En primer lugar debemos de tener un absoluto control de nuestras redes sociales, no se trata de convertirnos en unos expertos informáticos pero si debemos de conocer con detalle que estamos haciendo, tenemos que tener muy claro con quien compartimos las publicaciones que hacemos y quien puede ver nuestra información.

En la red social de Facebook por ejemplo debemos de autorizar a que nuestras publicaciones las vean únicamente las personas que previamente hayamos autorizado y que nuestro perfil publico se limita a la información mínima para aquellas personas que no conocemos, de esta forma evitaremos que personas que no deseamos vean nuestras publicaciones en la redes sociales.

La información que publicamos en las redes sociales debe ser la precisa, hay personas que publican más y otras menos, eso es natural, no se trata de no publicar ninguna información en las redes sociales, pero tampoco se trata de publicar absolutamente todo lo que estamos haciendo, comprando y pensando, el equilibrio se haya en un termino medio.

La información sensible de poner en riesgo nuestra seguridad pueden ser mensajes tales como la fecha de inicio y de fin de nuestras vacaciones o de esa escapada de fin de semana que llevamos tiempo planeando, las fotografías de nuestra flamante televisión que hemos comprado o información relevante a la actividad de nuestro negocio.

Los ladrones utilizan las redes sociales para estar informados y al tanto de las actividades de sus víctimas potenciales, en muchas ocasiones damos de altas en nuestras redes sociales a gente que no conocemos bien, la agregamos como “amigos” sin realmente conocerlos, si esas personas siguen nuestras publicaciones y nosotros publicamos información como la que hemos citado anteriormente podemos ponérselo extremadamente fácil al delincuente para que seamos sus próximas víctimas, además tenemos que ser consciente de que algo que publiquemos nosotros puede ser compartido por una amigo o familiar nuestro y esa información llegar a más gente todavía.

Pongamos un ejemplo practico, si un ladrón nos esta siguiendo en una red social y nosotros publicamos el inicio de nuestras vacaciones y una vez ya en el destino vamos publicando fotos de nuestras maravillosas vacaciones, el ladrón puede robar con total tranquilidad de no ser molestado por nadie. Si además de esto tenemos activado en nuestro móvil programas que permite geolocalizarnos la cosa puede ser ya exageradamente fácil para nuestro ladrón pues sabrá en todo momento donde nos encontramos.

Esta practica de ser precavido en las redes sociales tiene que ser extensible a todos los miembros de la familia, el ladrón no tiene porque seguirnos a nosotros, con seguir a cualquier miembro de la familia puede estar informado de la actividad de la familia entera, debemos de insistir especialmente con los menores de la familia en que tengan especial cuidado de con quien comparten la información en todas las redes sociales.

Como vemos no se trata de no utilizar las redes sociales, es simplemente ser consciente y configurar de forma correcta la seguridad de estas plataformas y de tener sentido común a la hora de compartir nuestra información personal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest