Si hacemos caso al tópico los ladrones siempre roban de noche, pero esto no es  cierto, las horas que prefieren los amigos de lo ajeno para robar en nuestros hogares suelen ser las horas de la mañana, aprovechando la ausencia de los dueños.

Tras un seguimiento de una vivienda los ladrones saben los horarios y rutinas en que las viviendas se queda sola y el tiempo que se queda deshabitada, si la casa se queda vacía todas las mañanas cuando los dueños se van al trabajo, si tiene un sistema de alarmas conectada a CRA o por el contrario es una vivienda desprotegida, entonces los ladrones ya saben que pueden disponer de varias horas para actuar impunemente dentro de la casa sin que nadie los moleste.

Entrar en una vivienda con los habitantes dentro por la noche es una actuación mucho más peligrosa para los ladrones y por regla general ellos también quieren problema de forma innecesaria y suelen ir a lo más fácil, además tener que robar objetos de gran tamaño puede requerir de una logística algo complicada para llevar a cabo por la noche, además si la vivienda tiene un sistema de alarmas puede tener conectado el modo de activación de la alarma de forma parcial, en caso de que saltara pondría al ladrón en una situación muy peligrosa.

Las horas preferidas por los ladrones
En urbanizaciones del extra radio hay auténticos barrios que durante las horas de la mañana se queda completamente vacíos, las actividades escolares y los horarios de trabajo hacen que todas estas casas se quedan vacías al antojo de los ladrones que pueden llegar a saquearlas.
En cuanto a los negocios los horarios preferidos varían y suelen ser por la noche cuando están vacíos y desprotegidos de los dueños, en este sector la mayoría de los robos suelen ser de madrugada o justo en el horario de apertura aprovechando la entrada del dueño con una situación de coacción.

Como medidas preventivas podemos reforzar los accesos a nuestra vivienda, notificar a nuestros vecinos de confianza nuestras ausencias prolongadas y por supuesto instalar un buen sistema de seguridad para nuestra protección y la de nuestros bienes e integrarlo como un elemento más de nuestra seguridad.